TSA: Todo Sobre Avatar: La leyenda de Aang

Foro Sore la serie animada de Avatar la leyenda de Aang
 
ÍndiceÍndice  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 4 ELEGIDOS, ayudando al Avatar. (Kataang)

Ir abajo 
AutorMensaje
Waterbender.



Femenino
Cantidad de envíos : 38
Localización : Al lado de Zuko xD
Fecha de inscripción : 03/05/2008

Hoja de personaje
Puntos De Vida:
5000/5000  (5000/5000)
Objetos: Nada
Experiencia:
50000/50000  (50000/50000)

MensajeTema: 4 ELEGIDOS, ayudando al Avatar. (Kataang)   Dom Mayo 04, 2008 3:39 pm

Poca gente lo conoce...
Pero igual lo pongo Rolling Eyes

Se sitúa en el templo aire del oeste, luego de que la invasión fallara
y de que Zuko se una al "equipo Avatar" El fic empieza en nuestro
mundo, y luego se produce el cambio. Es un Kataang, como dice el
título, y lo que me está costando bastante es hacer un buen balance
entre peleas y control de elementos, y temas emocionales. Intentaré que
cada uno sea, digamos, consultor emocional de otro, ¿se entiende?

CAPÍTULO 1: Una vida casi normal
Acababa
de llegar de la escuela. Eran casi las cuatro de la tarde, el calor
agobiaba. Una tarde de fines de verano, típica. Encendió el aire
acondicionado. Su nombre era Yue. Tenía puesto el uniforme del colegio
aún. Le quedaba muy bien, pero aún así era incómodo y lo detestaba.
Constaba de una cinta azul para el cabello, una chomba entallada
blanca, con una corbata azul. Una pollera corta, gris y tableada.
Llegaba justo arriba de su rodilla. En sus pies, tenía unos zapatos
negros con medias altas azules. Hacía demasiado calor, es por eso que
no llevaba abrigo.
Lanzó su mochila hacia el sillón, sus llaves
sobre la mesa. Con sólo catorce años, ella vivía sola. Todo lo hacía
ella. Cocinaba, lavaba su ropa, limpiaba… Había que reconocerlo, su
apartamento relucía. Ya era lujoso de por sí, con esas hermosas seis
habitaciones, y dos baños. Sin embargo, era por Yue que estaba siempre
en tan buenas condiciones.
Les responderé eso que seguramente se
están preguntando: ¿Por qué Yue vivía sola? Pues, en realidad, a ella
no le gustaba hablar de estos asuntos, pero yo se los diré. Sus padres
murieron. Su padre murió por una terrible enfermedad convertida en
epidemia, a la que no pudo escapar. Y su madre, murió justo después de
darle a luz. Ella nunca tuvo oportunidad de conocerlos. Puede parecer
terrible vivir así, pero ella era muy feliz. Cuando nació, quedó en
manos de sus tíos. Le llamaron Giulia; pero una vez, salieron a comer
afuera los tres. Yue quedó fascinada con la luna. Desde ese entonces,
siempre quería salir a verla apenas se ponía el sol. Es por eso que
decidieron cambiarle el nombre y la llamaron Yue. Ellos no tenían
hijos, de modo que la trataron como tal. No podía quejarse, la querían
y consentían. Ellos, para ser sinceros, estaban realmente muy bien
económicamente. Podría decirse que eran ricos. Es por eso que nunca
podría reclamarles nada. Ella siempre tuvo lo que quiso. En su
cumpleaños número catorce, le regalaron ese apartamento, justo al lado
del departamento de sus tíos. Ellos eran dueños del edificio. Le dieron
paz, libertad y tranquilidad. Yue, era verdaderamente feliz.
Yue
seguía en su casa. Fue hasta la cocina, y tomó un vaso de cristal
limpio. No tenía hambre. Abrió el refrigerador y tomó una jarra
plástica, que tenía agua fresca. Llenó el vaso y bebió. Luego recordó
que esa noche había una fiesta en casa de su vecina y amiga de la
escuela Maraiah. Sabía que ella tenía una piscina, debería ser
precavida y ponerse su traje de baño por si tenía calor, o lo que es
peor, decidían hacerle una broma y la tiren a la piscina.
Pero aún
era temprano. Eran sólo las cinco de la tarde, y la fiesta comenzaba a
las nueve de la noche. Estaba tranquila, no debía darles explicaciones
a sus tíos, ya que siempre fueron permisivos con ella. Sabía como usar
su libertad responsablemente. Tenía sueño. Odiaba hacerlo, pero
programó su despertador para que suene a las ocho. Sabía que valía la
pena. Por alguna razón, se sentía más enérgica más viva durante la
noche. Varias veces dormías apenas llegaba de la escuela y aprovechaba
su insomnio para estudiar, salir a correr, ordenar, limpiar, diversas
cosas que la cansaban durante el día. Era como si sus niveles de
concentración y energía subiesen durante la noche. Pero se sentía tan
débil en días de luna nueva…
El sol aún brillaba por su ventana.
Era verano, los días eran mucho más largos. Cerró las cortinas de
golpe, y se dejó caer sobre su cama. Se durmió casi instantáneamente;
con su uniforme aún puesto.


Mañana el capítulo 2 Very Happy
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Invitado
Invitado



Hoja de personaje
Puntos De Vida:
5000/5000  (5000/5000)
Objetos: Nada
Experiencia:
50000/50000  (50000/50000)

MensajeTema: Re: 4 ELEGIDOS, ayudando al Avatar. (Kataang)   Dom Mayo 04, 2008 5:40 pm

Bien amiga, muy buena historia, continúala que estarmemos al pendiente de ella Wink
Volver arriba Ir abajo
SonGohaaN

avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 270
Edad : 26
Localización : EXTRAÑO A MIISHYY :(
Fecha de inscripción : 03/05/2008

MensajeTema: Re: 4 ELEGIDOS, ayudando al Avatar. (Kataang)   Dom Mayo 04, 2008 6:56 pm

Genial, Fan N° 1 .. Very Happy
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://todosobreavatar.superforo.net
Waterbender.



Femenino
Cantidad de envíos : 38
Localización : Al lado de Zuko xD
Fecha de inscripción : 03/05/2008

Hoja de personaje
Puntos De Vida:
5000/5000  (5000/5000)
Objetos: Nada
Experiencia:
50000/50000  (50000/50000)

MensajeTema: Re: 4 ELEGIDOS, ayudando al Avatar. (Kataang)   Dom Mayo 04, 2008 9:14 pm

CAPÍTULO 2: Un sueño perturbador
Yue
despertó sudando, preocupada, antes de lo previsto. Recién eran las
seis y media, por lo que apagó el despertador. Su mano temblaba, se
paró con dificultad. Estaba muy nerviosa. Encendió la luz de su
habitación, se sentó en su cama y, por unos minutos, se quedó en
blanco; con la mirada perdida. Cuando reaccionó, se dio cuenta de que
aún debía ir a la fiesta. Se lo prometió esa mañana a Maraiah, y
detestaba no cumplir sus promesas. Encendió la radio, y empezó a
quitarse la ropa, cuando notó que todavía tenía puesto ese maldito
uniforme.
Era hermosa. Su cabello castaño claro era bastante largo,
alcanzaba su cintura. Sus ojos eran tan azules como el mismísimo mar.
Era delgada, alta, y tan blanca como el papel. Realmente, era muy
blanca. Pareciese que utilizase tiza en su cara. Bajo ningún concepto
debía exponerse al sol. Muchas veces le había pasado. Quedar tan roja
como un tomate, sin poder dormir por toda la semana, y luego la molesta
piel quemada que empieza a caer, ensuciándolo todo y dejando a la luz
la piel tan blanca como antes. No tenía caso. Yue ya lo tenía asumido:
nunca tendría ese bronceado que reluce en sus amigas.
Abrió su
armario y el primer cajón, y sacó una bikini azul con lunares blancos.
Era muy bonita. Se la puso y empezó a armar su mochila. Sus amigas,
fascinadas, admiraban a Yue por su habilidad para elegir y combinar su
ropa. No todo le quedaba bien, claro, pero ella sabía decidir. Siempre
se las arreglaba para verse ¡espléndida!
Vuelve al armario, pero
mueve las puertas corredizas hacia el otro lado. Saca un vestido
strapless, azul eléctrico, que alcanzaba casi la rodilla. Una vez
puesto, saca de una cajonera unas hermosas sandalias. Cómodas y lindas,
pero resistentes, todo terreno por así decirlo.
Corrió hacia uno de
los baños. Se puso brillo en sus labios, delineó sus ojos, realzó sus
pestañas. Se peinó con un pañuelo blanco en el pelo, a modo de cinta de
pelo. Ya estaba lista. En realidad, casi lista.
Chequeó su reloj. Apenas eran las siete; su reloj de muñeca hizo el típico, pequeño, pero audible “bip”.
<> pensó.
Caminó, esta vez lentamente, como entrando en trance, hacia su sala de
estudio. Apagó la radio. Las imágenes de su sueño permanecían frescas
en su mente, parecía que las recordaría por siempre. Simplemente no
podía evitarlo.
Abrió la puerta, se sentó suavemente sobre esa
silla giratoria que estaba frente al escritorio. Abrió un cajón con una
pequeña llave que colgaba de su cuello. De allí sacó una laptop, y un
cuaderno de dibujo, con hojas blancas lisas. Hojeó el cuaderno, había
muchos dibujos. Un extraño chico con una flecha celeste en su cabeza,
otra mujer con cabello blanco, vestida de formas distintas, y un hombre
corpulento, con fuego a su alrededor, y con una corona con forma de
flama.
Empezó a dibujar una escena. Parece que el chico de la
flecha y el hombre de la corona estaban luchando, ¡y el chico perdía!
Luego hizo un cuadriculado, iba a dibujar una historieta. Se podía ver
cómo, de una forma muy extraña, el hombre conseguía que salga fuego,
incluso relámpagos de sus manos. Se ve que el chico de la flecha estaba
a punto de perder. De repente, Yue cambia la escena, ve todo negro, y
una luz empieza a acercarse. Una misteriosa mujer vestida con túnicas
azules y blancas, abre sus brazos en señal de comprensión.
Da el
trazo final y abre su laptop. Entonces abre una carpeta con numerosos
archivos: “Sueño 1” “Sueño 2” “Sueño 3” Es así como la serie continúa,
había aproximadamente diez archivos. Abre uno nuevo, y le pone de
nombre “Sueño 12”. Yue empieza a escribir como un robot, de manera
rapidísima. Al terminar, es esto lo que se puede leer:
“El chico de
la flecha volaba con una especie de máquina voladora. Un bastón con
alas a los costados. Se dirige a un edificio muy grande, una especie de
palacio. Es entonces cuando vence a miles de guardias, utilizando
poderes impresionantes: ciertas veces movía sus manos y lanzaba
increíbles ráfagas de aire, supongo que era así como volaba con esa
máquina, después sus manos despedían fuego sin quemarse, luego se movía
de manera extraña y levantaba murallas, movilizaba grandes rocas,
lanzaba afiladas estalactitas; al ver un depósito de agua, hacía
extraños movimientos y la controlaba. En fin, el chico poseía
habilidades grandiosas. Ingresó en el palacio, venciendo guardias con
máscaras blancas a su paso; hasta que ingresa en una gran habitación
con fuego por todos lados. El chico no se ve intimidado. De pronto, veo
una figura por detrás de todo ese fuego. Un hombre, con corona de
flama, empieza a atacar al chico. Él al principio se defendía bastante
bien, pero luego empieza a estar bastante cansado. De repente, su
flecha, y las flechas de sus manos, su boca, sus ojos también, empiezan
a brillar. Se lo veía muy poderoso. Pero el hombre de la corona se
dispone a lanzarle una especie de relámpago. Sin embargo, yo sentía que
el chico no podría sobrevivir a tal ataque. Justo antes de presenciar
esa ejecución, con lágrimas en mis ojos, me veo envuelta en la
oscuridad. De repente, una figura blanca empieza a acercarse. Era
extraño, yo sabía que era un sueño, pero no podía despertarme. Pero sí
podía hablar. “¿Quién eres tú? ¿Qué hago yo aquí? ¿Qué significa todo
esto?” Un sinfín de preguntas llovieron sobre la figura. De repente,
pone un dedo en su boca, pidiéndome silencio. Extrañamente, me ví
obligada a obedecer. El extraño ser, esa mujer vestida de blanco y
azul, empieza a explicar: “Yue, acabas de tener un sueño premonitorio.
El niño que tú viste, se llama Aang, es el Avatar de un mundo paralelo.
En ese mundo, cuatro naciones inspiradas en los cuatro elementos (agua,
aire, fuego tierra) vivían en paz. Pero la nación de fuego atacó,
desequilibrando ese mundo. El Avatar tiene el privilegio de dominar los
cuatro elementos, para mantener el mundo en armonía. El hombre que
luchaba contra el Avatar, era el señor del fuego Ozai, que necesita
destruir al Avatar para dominar el mundo. Cuando al Avatar le brillan
sus ojos, significa que ha entrado en estado Avatar, y si muere en ese
estado, el ciclo del Avatar se romperá y el Avatar ya no podrá
reencarnar. Como ves, el Avatar en tu sueño, está a punto de morir en
ese estado especial, y es porque, si bien el Avatar es el ser más
poderoso en ese mundo, Aang aún es muy pequeño e inmaduro, y el señor
del fuego Ozai lo matará. Es por eso que necesita tu ayuda. Aang
todavía está entrenando, por eso es importante que actuemos rápido para
no exponerlo a ese riesgo. Los cuatro espíritus maestros de los
elementos, hemos decidido elegir en este mundo a cuatro personas para
enseñarles a dominar los elementos. Yo soy el espíritu de la Luna.
Enseño el Agua control. Y he venido a llevarte conmigo, a ese mundo
especial. Aprenderás el Agua Control, pues has sido elegida por mí para
dominar esta disciplina. Ayudarás al Avatar, porque yo te encomiendo
esa misión. Sin embargo, no te obligaré. Cuéntale a la Luna tu
decisión, yo te oiré, y te llevaré conmigo para que seas una maestra
Agua. Tienes hasta mañana.” La dama desapareció y desperté.”
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
SonGohaaN

avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 270
Edad : 26
Localización : EXTRAÑO A MIISHYY :(
Fecha de inscripción : 03/05/2008

MensajeTema: Re: 4 ELEGIDOS, ayudando al Avatar. (Kataang)   Dom Mayo 04, 2008 9:33 pm

Yeah, genial el cap 2

Te sigo amiga! =D
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://todosobreavatar.superforo.net
Waterbender.



Femenino
Cantidad de envíos : 38
Localización : Al lado de Zuko xD
Fecha de inscripción : 03/05/2008

Hoja de personaje
Puntos De Vida:
5000/5000  (5000/5000)
Objetos: Nada
Experiencia:
50000/50000  (50000/50000)

MensajeTema: Re: 4 ELEGIDOS, ayudando al Avatar. (Kataang)   Lun Mayo 05, 2008 4:47 pm

He aquí mi capítulo 3, espero que les guste ^^

CAPÍTULO 3: Cambio de mundo
debo cumplir esta misión. Prepararé una mochila para irme.>
Pensó Yue, y luego recordó lo mucho que le gustaba mirar a la Luna. .
Acto seguido, Yue se
paró y armó un bolso de viaje. Ropa interior, vestidos, remeras,
pantalones, trajes de baño. Sintió que no necesitaba más. La Luna
cuidaría de ella. Le daba una sensación de seguridad.
Salió al
balcón, la Luna brillaba más que nunca. Estaba redonda, llena.
Y habló hacia el cielo:
-Luna, dulce señora, he decidido obedecerte y ayudar al Avatar a cumplir la difícil misión de devolver el equilibrio.
-Está bien.
Abrió los ojos grandes como dos pelotas de tenis, y notó que la voz
venía desde dentro. Se dio vuelta rápido y encontró al espíritu de la
Luna dirigiéndole la mirada.
-Ven conmigo- dijo la Luna, Yue tomó su bolso y le dijo: -Estoy lista.
Un gran resplandor invadió el lugar. Yue y la Luna estaban brillando
mientras se elevaban en el Aire. De repente, su alrededor cambia.
Estaban en un lugar muy alto, parecía un gran templo. A lo lejos, se
veía a dos chicos entrenando.
-Vamos Aang, respira lentamente.
Siente como el sol inunda tus venas. Siente todo ese calor y
concéntralo en tus manos, para crear fuego- decía un chico de cabello
castaño y una terrible cicatriz en su ojo derecho, al parecer se
dirigía al chico calvo, con flechas en su cabeza y brazos. <¡Es
el chico del sueño! ¡Él es el Avatar!>
-Así es Yue- me dice
el espíritu de la Luna. -Vé y cuéntales lo sucedido. Al parecer eres la
primera en llegar. Habla con una chica llamada Katara, que te enseñe
Agua Control. Ella es una gran Maestra. Tú tienes habilidades
naturales, te será muy fácil- completaba.
De repente, la Luna
empieza a desvanecerse. Quedó sola observando. Empezó a acercarse. Esos
chicos notan su presencia, y se ponen en posición de ataque. Sin
embargo, dejan que se acerque.
-Por favor, yo no les haré nada- Dijo
Yue –La luna me ha enviado en tu ayuda, Aang- Aang se sorprende al ver
que yo sabía su nombre. –¿La luna? ¡Dinos cual es tu nombre!- exige
Aang. –Mi nombre es Yue- Muestran cara de sorpresa. –Ven con nosotros-
dice el chico de la cicatriz.
[CAMBIO DE NARRADOR: ahora la que cuenta la historia es YUE]
Los seguí sin decir más. Había muchos chicos en ese templo. Me
explicaron que era el templo Aire del Oeste. Expliqué todo lo que me
dijo la luna en mi sueño, y lo que vi en mi sueño. Cómo fue que la luna
me trajo aquí. Empezaron a presentarse, Sokka, Aang, Toph, Teo, Duke,
Zuko, y Katara. Expliqué el riesgo que Aang
corría, que vendría más gente como yo en su ayuda. -Los espíritus de
los elementos convocarán a tres más como yo, deben estar atentos. Aang,
yo tuve un sueño sobre ti. En mi sueño, morías en estado avatar, en
manos del señor del fuego. Estoy aquí para ayudar.- dije.
Aang me
miraba estupefacto. -¿Y cómo se supone que me ayudarás? –Pues, ese es
el problema. Katara, la Luna me pidió que te pida que me enseñes agua
control. Me dijo que “tenía habilidades especiales”. Katara se
sorprendió y me dijo que vayamos a practicar a un río que había debajo
del templo. –Pero sugiero esperar a que lleguen los demás elegidos-
dije yo. Todos me hicieron caso. Descubrí que Toph era una maestra
tierra ciega y que veía por las vibraciones del suelo. En realidad,
aunque no habíamos hablado, me caía muy bien.
El próximo en llegar
fue una tal “Tiffany” y fue elegida por los tejones-topo. Era bastante
alta, de ojos grises, piel blanca, aunque más oscura que la mía. –Me
llamaron unos enormes animales ciegos- dijoTiffany, luego de
presentarse. Nos aclaró que prefería por demás, que la llamaran Tiff.
-¡Son tejones-topo!- Gritó Toph. -De seguro te llamaron como a Yue.
Debía
hablar con Toph para aprender tierra control. Parece que les caímos
bastante bien a todos. Después de todo, las dos éramos alegres y
sociables. Parecía que nos conocíamos desde siempre. Nos enteramos de
que Aang había tenido sueños similares en los que era derrotado en
estado Avatar, y parece que Katara se molestó mucho porque Aang no se
lo contó.
Estábamos hablando animadamente, como amigos de toda la
vida, cuando Sokka se las arregla para apartarme del grupo y me dice:
-Yue, dime, ¿la luna, se te apareció en forma de una chica bastante
joven verdad?- parece que estaba muy ilusionado con la pregunta. –Pues
en realidad sí. Tenía el cabello blanco, un peinado bastante exagerado,
y vestía prendas azules y blancas. Fue muy amable conmigo. Si quieres
puedo mandarle un saludo tuyo. Me dijo que si la necesitaba, que me
hable, que ella escucha a todos sus hijos. Bastante raro, ¿no?- le
contesté. Lágrimas amargas empezaron a caer por su cara, y corrió hacia
dentro del templo. Claro que intenté retenerlo, pero no hizo caso.
Volví al grupo y Katara me preguntó que le pasó a Sokka. –No lo sé, me
preguntó sobre el espíritu de la Luna y al hablarle de ella estalló en
llanto.- dije.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
MasterZuko

avatar

Cantidad de envíos : 84
Localización : Fire Nation
Fecha de inscripción : 04/05/2008

MensajeTema: Re: 4 ELEGIDOS, ayudando al Avatar. (Kataang)   Lun Mayo 05, 2008 7:08 pm

Razz
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://todosobreavatar.hazblog.com/
SonGohaaN

avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 270
Edad : 26
Localización : EXTRAÑO A MIISHYY :(
Fecha de inscripción : 03/05/2008

MensajeTema: Re: 4 ELEGIDOS, ayudando al Avatar. (Kataang)   Mar Mayo 06, 2008 12:06 am

Genial.
Te sigo =)
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://todosobreavatar.superforo.net
Yukuri
Admin
Admin
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 202
Localización : en algun punto del universo... con SH ^^
Fecha de inscripción : 04/05/2008

Hoja de personaje
Puntos De Vida:
100000/100000  (100000/100000)
Objetos: Tasa de té, peyote, espadas dao (2)
Experiencia:
50000/50000  (50000/50000)

MensajeTema: Re: 4 ELEGIDOS, ayudando al Avatar. (Kataang)   Miér Mayo 07, 2008 6:55 pm

Hey...muy buena historia...^^
continua por favor!..
ahi te leo... Wink

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://todosobreavatar.hazblog.com/
Waterbender.



Femenino
Cantidad de envíos : 38
Localización : Al lado de Zuko xD
Fecha de inscripción : 03/05/2008

Hoja de personaje
Puntos De Vida:
5000/5000  (5000/5000)
Objetos: Nada
Experiencia:
50000/50000  (50000/50000)

MensajeTema: Re: 4 ELEGIDOS, ayudando al Avatar. (Kataang)   Jue Mayo 08, 2008 9:04 pm

CAPÍTULO 4: Llegan los que faltan
Oculto:
Todos
se miraron, todos entendieron. Al parecer, sabían porque Sokka estaba
así. Yo me sentí excluida. ¿Qué acaso la mismísima Luna no me eligió
para acompañarlos? Pedí explicaciones. Quedé estupefacta. Por supuesto,
decidí ir a hablar con él. Lo busqué y lo busqué, y finalmente lo
encontré sentado en un peñasco. –Sokka, yo no sabía…- comencé. –No te
preocupes Yue… ¿Sabes? Ella tenía tu mismo nombre…- Me senté a su lado,
para acompañarlo. –Tú sabes que ella está contigo Sokka. Te lo dijo
antes de irse. No tienes que estar triste- Yo lo miraba y Sokka estaba
a punto de lagrimear otra vez. –No deberías llorar. Apuesto a que ella
no le gustaría verte así. Vayamos de nuevo al campamento.
-Gracias, Yue. Pero estaré solo por un rato. Necesito pensar.
Me
levanté resignada y me dirigí al campamento. No soportaba ver a la
gente sufrir, aunque fuésemos perfectos desconocidos, Sokka me caía
bien, y no me gustaba verlo mal. Siempre fui como una esponja: todo me
afectaba demasiado.
Al volver al campamento, me encontré con un
nuevo integrante. Su nombre era Hay-Lin. Ya habían empezado la
conversación cuando me senté. Llegué a escuchar algo de “unos seres
gigantes con flechas en la cabeza”.
-¡Apuesto a que son bisontes voladores!- Exclama Aang.
-Oye, pero tu tienes esas flechas también- Hay Lin estaba sorprendida.
-Es que yo soy de los nómades aire. Aquí está Appa, mi bisonte volador.
Hay Lin se para y retrocede, intimidada por el gran animal. Aang se ríe y dice:
-No te preocupes, Appa es muy bueno. Y excelente mascota. ¿Verdad Appa?
Appa ruge de alegría, y hecha un gran lengüetazo a HayLin. –Puaaaaaajj. Muy tierno Appa…- Interrumpí la conversación.
-Adivinaré. Los maestros aire aprendieron de este gran animal.
-Estás en lo correcto Yue- dice Aang- aprendimos de su habilidad para volar.
-Vaya, esto se pone interesante.
Hay
Lin se para, y propone que se presenten. Todos nos volvemos a presentar
nuevamente. Yo tuve una buena relación con ella. Era una persona muy
alegre, muy cálida. Tez clara, un poco más baja que yo, pero tenía
trece años. Sus ojos eran de color tierra y era rubia. Muy rubia.
-¿Y
quién de ustedes es el Avatar? Supongo que tú niño flecha- Hay Lin
tenía un tono gracioso pero serio a la vez. Aang vuelve a reír, con esa
risita contagiosa.
-Si, soy yo. Soy el último maestro Aire. Supongo que deberé enseñarte ¿verdad?
-Eso es lo que ha dicho el bisonte…- Hay Lin mira de reojo a Appa.
-Empezaremos
todos a entrenar cuando llegue el niño elegido del fuego. Supongo que
será en cualquier momento. Zuko, tu serás quien le enseñe. Eso creo.
Zuko hace una mueca y baja la cabeza.- dice Aang
Katara entra al templo y vuelve con un pergamino, envuelto en una cinta celeste.
-Mira Yue –se dirigía a mi- este pergamino es de maestros agua. Nos será muy útil.
Me entrega el pergamino y lo abro cuidadosamente. Estaba algo dañado, pero era legible.
-Vaya. Esto es increíble. ¿Así que tú puedes hacer todo esto?
-¡Claro que sí! Te daré una demostración ahora mismo.
Estaba por sacar agua de la jarra, eso creo yo; cuando una nueva figura
aparece de entre las sombras. Al parecer, era el último niño elegido.
El niño del fuego. Empezó a acercarse. Tenía la tez tostada, cabello
oscuro y corto. Era bastante alto. Tal vez un poco más que yo. Se
acercó.
-Así que tú eres el Avatar. He soñado mucho sobre ti. –dijo con una gran sonrisa.
Aang también sonrió y predijo todo lo que él diría.
-Apuesto
a que tú has soñado que el maldito señor del fuego Ozai me derrotaba en
Estado Avatar y de repente te habla un dragón y te dice que eras el
elegido por el fuego y que debías ayudarme a derrotarlo.
El chico quedo boquiabierto y asintió con la cabeza.
-Pero…-continuó Aang- aún no sabemos tu nombre.
-Oh,
lo siento mucho –dijo el muchacho haciendo una reverencia- Mi nombre es
Jetal. Es un placer estar en su equipo. Lo estoy ¿verdad?
-Claro que
sí –dijo Katara con una sonrisa- ahora los cuatro elegidos se nos han
unido. Somos más para derrotar al señor del fuego.
-Recuerda que aún así somos minoría.
-Oh, Toph, siempre tan aguafiestas.
Era tarde, Yue calculó que eran las ocho. Entonces recordó que aún
tenía su reloj, y su celular, y su laptop en la mochila. Decidió que no
era momento para usarlos, pues tarde o temprano la energía acabaría, y
entonces no podría conseguir un tomacorriente para recargar. Todos
fueron a sus habitaciones, Aang le dio un poco de alfalfa a Appa, Zuko
apagó el fuego y nos pusimos a dormir.
A la mañana siguiente, los
cuatro elegidos por los mismos elementos, incluyéndome, estaban
reunidos con el equipo Avatar. Finalmente. Decidimos ir a entrenar con
los que serían nuestros maestros. Toph, Aang, Katara y Zuko eran los
indicados.
Toph se retiró con Tiff; a un nivel más bajo que el del
campamento, aún dentro del templo. Después de todo, todo allí estaba
hecho con rocas, les serviría bien para practicar su tierra control. Yo
observaba como Toph le hacía a Tiff una pequeña demostración. ¿Pequeña?
No, Toph era una gran maestra tierra. Primero levantaba una gran pared.
La rompía con solo chasquear los dedos, levantaba una roca y la enviaba
lejos. Hacía casas y chozas. Era simplemente increíble. Su ceguera no
le impedía ver. Ella veía. Claro que sí. Las vibraciones eran como
colores para ella. Podía sentirlo todo. Impresionante. Estaba con la
boca abierta, mirando hacia abajo desde un acantilado. Observándolos
entrenar. Toph le explicaba a Tiff las poses de la tierra control. Era
un poco dura, pero sabía como enseñar. Ya lo había hecho con Aang, y
eso que a él le costaba el doble.
-¡No! ¡Mantén tus piernas firmes!
No querrás que te tiren abajo en batalla. ¡¿Cómo rayos pretendes
intimidar con esa postura de niña?!
Se me escapó una risita.
Me
volví hacia el campamento. Jetal ya se había ido a practicar con Zuko,
me dijeron algo de ir cerca del río. Hay Lin estaba ansiosa por
aprender de Aang. Después de todo, nos contó que volar era su gran
sueño. Y Aang era quien le enseñaría a hacerlo realidad.
-Aang, ¿aún estás comiendo de esa manzana? ¡Date prisa! Quiero aprender ¡ahora!
-Hay Lin, entiende. Necesito alimentarme, en cambio tú te has comido casi toda la fruta y carne tú sola. xD
-Ya pues, estoy demasiado ansiosa. Me calmaré.
En eso, Aang termina de comer.
-Ya está Hay Lin. Vayamos a la cima del templo. Allí podrás tener más contacto y… ¡podrás verme mejor! Jajaja.
Aang y Hay Lin desaparecían en el planeador. Hay Lin, como no era de otra forma, gritaba como una loca, de la felicidad.
Sólo quedábamos Katara y yo. Y Duke y Teo, pero ya se habían ido a
recorrer el templo una vez más. Podrían hacer un mapa mental con sólo
proponérselo.
-Katara, yo creo que también deberíamos ir a practicar.
Cuando me dí vuelta, estaba en su traje de baño.
-Yue, espero que en ese gran bolso que trajiste contigo tengas una buena bikini.
Recordé que aún estaba vestida con mi strapless azul y mi bikini azul también.
-¿Qué creías? Te recuerdo que me convocaron para ser maestra agua. Era lo menos que podía hacer.
Me quité el vestido y fui junto a Katara.
-¿Qué se supone que haremos ahora?
-Pues,
primero, medidas de seguridad. –Katara me entrega una especia de
cantimplora llena de agua.- Esta es para ti. En caso de que no haya
agua disponible, siempre debemos tener una reserva.
-Ya veo. Pero imagino que no usaremos tan poca cantidad para empezar.
-Tienes razón –sonríe- ¡pero tenemos mucho agua allí abajo!
Katara
señalaba el río. Casi no se veía por las nubes. El templo era muy alto.
Llamamos a Appa, y bajamos hacia nuestra fuente de agua.




CAPÍTULO 5: Aprendiendo el arte del Agua Control
Oculto:
Llegamos
abajo. El río corría suave, con aguas transparentes y cristalinas. La
playa no era de arena, más bien eran piedras pequeñas. Zuko y Jetal
entrenaban entre unas grandes rocas. Supuse que era para no correr el
riesgo de incendio. Se dieron cuenta de que estábamos ahí. Nos
dedicaron una mirada y siguieron entrenando. Katara me ayudó a bajar de
Appa. Ella lo hacía rápidamente, pero no era tan fácil como parecía. Me
acomodé la bikini, y nos metimos al río. Por suerte, eran aguas
cálidas. Empecé a hacer lo que siempre hago cuando me meto en el agua.
Dar vueltas hacia atrás y hacía adelante. Dos de cada lado. Me levanté.
El agua llegaba hasta mi cintura.
-Es la altura perfecta para hacer agua control –parecía que Katara me había leído la mente.
-Bien, ya estoy lista. ¿Cómo se supone que debemos empezar?
-Concéntrate
en el agua. En sus movimientos naturales y fluidos. Piensa en este río
que corre por naturaleza. Mueve tus manos hacia atrás y adelante.
Simula esa fluidez con tu muñeca.
Hice lo que Katara me dijo. El
agua empezó a moverse con el compás de mis movimientos. Una imagen vino
a mi cabeza. La imagen del polo norte de mi mundo. Cerré los ojos para
visualizarlo mejor. Seguía haciendo mis movimientos. Al parecer el agua
seguía moviéndose.
De repente, un crujido. Me sentí encerrada, no
podía moverme. Ante la alarma, abrí los ojos. Gran parte del río estaba
congelado. Frente mío había una pequeña ola congelada. El hielo llegó a
atrapar a Katara.
-¿Qué haces Yue? No te dije que congelaras aún.
Con un pequeño movimiento de brazos, Katara descongeló el río. Pude volver a moverme libremente.
-Bien,
has aprendido algo básico. Eso fue lo primero que aprendió Aang. Ahora
vamos por lo segundo. -Katara empieza a elevar el agua por encima del
río- Esto lo llamo “flujo de agua”. Debes concentrarte nuevamente en
esa fluidez. Decide que es lo que quieres que haga esa porción de agua.

Para mi sorpresa, tomé un poco de agua. Mi instinto me guiaba,
parecía una especie de zombi. Como si siempre supiera como hacerlo.
Supongo que la Luna quería que alguien me abriera los ojos del agua
control, pero yo siempre tuve en mi interior la técnica para hacerlo.
Giraba sobre mí misma, y el agua me acompañaba. Hice una bola, luego
terminé con una suave lluvia. Katara me miraba boquiabierta.
-Pero, ¡¿cómo rayos acabas de hacer eso?!
-Pues, yo no lo sé. Sólo lo hice, ni siquiera lo pensé.
-Podríamos practicar algo de ataque. Estás en condiciones de hacer el látigo de agua.
Katara
tomó un poco de agua, formó una bola y la extendió rompiendo un
arbusto. La imité, pero rompí un árbol. Sentía como toda esa energía,
ese flujo de agua podía fluir libremente en mí. Estaba conectada. Me
sentía poderosa.
-Ahora, Yue, imagina que soy tu oponente. Debes
intentar, mínimamente, derribarme. ¿De acuerdo? Utiliza la técnica que
quieras. Sorpréndeme.
Se me ocurrió una forma de atacar a Katara.
Detrás de ella había un árbol. Formé un pequeño flujo de agua, y lo
transformé en alrededor de diez pequeñas lanzas líquidas. Las imaginé
sólidas, congeladas. Crujieron, esa fue mi señal. Las envié con todas
mis fuerzas hacia Katara. Atravesaron su ropa, y la clavaron en el
árbol.
-Bastante bien Yue…
Katara descongeló mis lanzas y se
liberó. Intentó capturarme en un bloque de hielo, empujando el agua
hacia arriba. Antes de que pudiese congelar, me enrosqué en agua y me
elevé sobre ella para esquivar su ataque. Ni siquiera sabía lo que
hacía. Estaba a punto de atacar con un látigo de agua para derribarla,
pero de pronto, escucho a una voz interior. <Disciplínate. Tu tienes el suficiente poder, no es necesario que te
excedas>>. La voz resonaba en mi cabeza. Instintivamente, miré
hacia arriba. El sol estaba a punto de ponerse, pero la luna ya estaba
en el cielo. Cuando quise reaccionar, Katara me derribó con un chorro
de agua.
-Yue, no debes distraerte. ¿Estás bien?
-Emm sí, sí estoy bien. ¿Podemos descansar un poco?
-Claro que sí. Subamos en Appa. Zuko y Jetal ya han subido, apuesto a que si no nos damos prisa cenarán sin nosotros.
Nuevamente, Katara tuvo que ayudarme a subir en Appa. Repito, no es tan
fácil como parece. Estábamos subiendo, e intenté algo bastante
práctico, secarme usando agua control. Extraje toda el agua que pude,
quedé casi seca. Deje mi pelo húmedo, es más manejable.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
**Katara**

avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 1653
Edad : 25
Localización : En el Templo de Aire del Oeste, con el ekipo boomerang!
Fecha de inscripción : 05/05/2008

Hoja de personaje
Puntos De Vida:
2500/5000  (2500/5000)
Objetos: espada negra
Experiencia:
10000/50000  (10000/50000)

MensajeTema: Re: 4 ELEGIDOS, ayudando al Avatar. (Kataang)   Jue Mayo 15, 2008 10:55 pm

Sigo esperando la continuacion... xD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://lachika-al.hi5.com
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: 4 ELEGIDOS, ayudando al Avatar. (Kataang)   

Volver arriba Ir abajo
 
4 ELEGIDOS, ayudando al Avatar. (Kataang)
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Iconos de horóscopos bajo el avatar
» Echadme un cable para poner el avatar mas pequeño y que pese menos
» USA TU AVATAR.......
» como poner una foto en el avatar
» Fotos del avatar

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
TSA: Todo Sobre Avatar: La leyenda de Aang :: General: Avatar: La leyenda de Aang :: Fan Fictions-
Cambiar a: